Blogia
mi propia perspectiva

Odisea en bus

Odisea en bus La historia empieza al salir de la universidad, a eso de las 21:00. Como ha estado nevando casi todo el día, Sara no ha cogido el coche, y ahora tiene que volver en autobús. El 44, en concreto, el que tiene la frecuencia más larga con diferencia de los cinco que pasan por el campus. Las 21:30, ya han pasado por lo menos 4 de la línea 20, 6 de la 23 y otros tantos de la 42. ¿De la 44? Ninguno. Sara comenta con una chica que espera el mismo que a una mala pueden coger el 23, aunque da más vuelta y encima luego hay que andar un trozo. Después de 25 minutos deciden coger el 23. Sara advierte: seguro que si lo cogemos, al momento llegará el 44, la ley de Murphy... Y ¿sabéis que? Por una vez en su vida acierta. Suben al 23, se sientan y ven llegar al 44. ¿Puede abrirnos?, exclama la otra chica. El conductor la mira por el retrovisor con cara de pocos amigos. ¿Puede abrirnos? A la segunda abre la puerta, pero ya es demasiado tarde, el 44 no parece tener intención de parar. Las dos corren detrás de él, es casi seguro que las ha visto. Pero sigue adelante. Ahora sólo faltaría que se fuera también el 23... dice Sara. ¿Para qué abrirá la boca? Cuando las dos se dirigen de nuevo al 23, de frente, el conductor cierra las puertas, arranqua y se marcha por donde ellas venían. ¡¡Vaya mierda!! Menos mal que para entonces ya había llegado otro 23, pero a saber cuándo le tocaba salir... Suben, y comentan que si por casualidad vuelven a ver otro 44, ya no piensan bajar, no vaya a ser que vuelvan a escaparse otros dos autobuses. ¡Tres de tres! Otro 44. Pero ya lo dejan pasar. Sobre las 21:50 el 23 arranca, a las 22:05 Sara llega a su parada y a las 22:15 entra por la puerta de casa. Si no hubiese nevado hoy, Sara habría llegado a las 21:20. ¿De quién es la culpa? Sara no lo sabe, pero no puede evitar sentirse furiosa con los dos autobuseros que no las esperaron en un día como éste.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Dragonfly -

:( El miercoles, con lo de la nieve, me costó un montón llegar al trabajo....
... ais, esto me ha recordado al 48, un autobús que utilizaba para ir a la universidad y que tardaba y tardaba...
Y el viernes vine del curro "empaquetado" en el metro, a presión....
Un besazo....

Nadj -

jojoojojo, como me encanta llegar en 10 minutos andando a clase. jurjur, aqui ha nevado hoy tmbn y tenia examen, el profesor ha llegado una hora tarde y la mitad de la clase no ha venido!

Enrique -

Aqui en Granada pasa igual con la mierda de los autobuses. Por eso ya nunca los cojo. Antes todavia aguantaba 20 minutos esperando al 5 para ir a la facultad, pero ahora esos 20 minutos me los paso andando y en 10 minutos mas estoy en la facul. Pasando de los atascos mañaneros... jeje

covi -

Yo imagino la cara de sara,el moskeo de sara y todo de sara....esq eso me pasaba a mi mucho en madrid cojer y uno y venir el otro MANDA WEBS!!!
BESUKOS!!

Marta -

Jajaja, eso si que es una jodienda. Yo tuve que ir al barrio de La Paz a dar clase. Cogí el 23 en el centro, sin problemas, a la hora prevista, la que me dejaría en el lugar donde doy clase dos o tres minutos antes de entrar. (a las 18 horas)

A menos 10, y justo antes de subir por la avenida de San José, se para en la última parade de Tenor Fleta y dice... Señores, voy a dar la vuelta más adelante, para ir al centro de nuevo. Me acerco y le pregunto que si no se va hacia arriba. Dice que está imposible, y que no hay ningún autobús que suba hasta allí.
Lógico, en cuanto sube por esa avenida, son todo cuestas...
Con lo cual, me bajo del autobús, a ver si viene algún taxi. A todo esto, ya eran las 18 horas, no tenía el teléfono de la casa adonde iba, y no pasaba ni un taxi...

Ains :(

Raddle -

Casi siempre la primera decisión suele ser la más acertada... te lo dice un autobusero. Tómatelo con calma y disfruta de la nieve. Un saludo.

Ger -

pobre sara!!! solo le falto encontrarse al lobo y le robase la cestita
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres